viernes, 2 de mayo de 2008

¿Quién es quién entre los que se oponen a Educación para la Ciudadanía en Andalucía?

La decisión del TSJA de recortar parte del temario de la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) ha traído consigo una gran polémica durante varios meses. Lo que podría ser una decisión judicial aislada se convierte en un entramado de relaciones familiares, filias políticas e identificaciones religiosas y/o personales que se visualizan más al conocerse los protagonistas del proceso.

Un interesante artículo en elplural ayuda a aclarar muchas dudas.

1 comentario:

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Educación para la ciudadanía hubiera sido una buena apuesta si hubiera verdadera voluntad de buscar lo que une a los españoles. Es evidente que no todos pensamos lo mismo sobre la vida, el matrimonio, la sexualidad o la familia. Sin embargo, hay muchas cosas en las que estamos de acuerdo una mayoría muy cualificada de los ciudadanos: por ejemplo, en la necesidad de promover la solidaridad con las personas ancianas, enfermas o necesitadas, de un modo práctico, haciendo visitas a esas personas, con una preparación previa; ¿no podíamos esforzarnos en buscar lo que nos une? En todo caso sería mejor que servirse de la educación para imponer a los hijos aquello en lo que sus padres no creen. Parece que buscar lo que une es más una estrategia en periodo de crisis que algo en lo que crea el ejecutivo.

Un saludo,

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/