viernes, 18 de abril de 2008

La religión católica en un estado laico debería de ser extraescolar

En los centros públicos de enseñanza obligatoria, entre los profesionales del sector entre los que me encuentro, cada vez es mas amplia la opinión de que la asignatura para la enseñanza de la religión católica debería tener el mismo rango que una actividad extraescolar, opinión que comparte también la agrupación de padres de la red pública.

Desgraciadamente, las leyes de alto rango lo impiden al día de hoy, y existe un concordato con el pequeño estado de El Vaticano que impediría legalmente cualquier modificación al respecto, por lo que si queremos actuar con lógica, con tranquilidad, con transparencia y con determinación, habría que empezar a replantearse no la asignatura en sí, sino el concordato entre ambos estados europeos.

Reclamarle al consejero que ponga o quite algo que no está en su capacidad de decisión no es mas que expandir humo entre el personal y, con respecto a los trabajadores que imparten esta ideología en los centros, habrá que actuar desde el reconocimiento previo de que son personas nombradas por el obispo de su territorio, quien les pone o quita en su cargo, tal como se ha demostrado en algunos casos, en función de su conducta "católica" en su vida cotidiana y donde la administración pública no ha tenido ninguna capacidad de selección previa. Cualquier comparación con el resto de trabajadores resultaría difícilmente comprensible.

2 comentarios:

¿Quienes somos? dijo...

No podría estar mas de acuerdo con este articulo. Se llama aconfesionalidad del estado, y por tanto debería repercutir en la educación publica, que en teoría, debería de ser aconfesional. Si bien uno elige ser católico practicante por vocación, no entiendo muy bien porque se imparte una asignatura como religión católica en un centro publico. Bajo ese mismo principio a mi me gusta el yoga y quiero mi asignatura de yoga, o yo soy devoto de la formula1 y quiero mi clase de formula1. Sin querer ser muy ofensivo, que cada uno deje sus vicios y aficiones para su tiempo libre.

aitor dijo...

si señor, el que quiera religión, como el karate o la danza y los profes por cuenta de la iglesia que para eso serán sus fieles